Hoy: 22 marzo, 2019

10 lecciones que aprender de “¡A ordenar con Marie Kondo!” en Netflix

El método KonMari pretende encontrar la felicidad mediante la organización. Marie Kondo aconseja reducir la cantidad de objetos que tenemos y quedarnos sólo con los que nos hacen felices.

1. El ritual de saludar a la casa

Lo primero que realiza Marie Kondo al entrar en una casa con problemas de organización es saludarla y quedarse un rato en silencio para “conectar” con el hogar y saber qué le transmite. Además, la escritora apunta que hay que tener en cuenta que “la casa y los objetos están contigo para ayudarte a organizar”.

2. Organizar por categoría y no por estancias

Normalmente cuando organizamos la casa solemos ordenar según las divisiones de la casa, pero Marie Kondo propone hacerlo según categorías. Los apartados del método KonMari son ropa, libros, papeles, Komono y objetos sentimentales. Pero, ¿qué es Komono?Esta sección está formado por muchas subcategorías que van desde productos de belleza hasta aparatos tecnológicos. El truco que propone Kondo es empezar por una que sea útil para ti.

3. La ropa, el primer paso

Para organizar la ropa, hay que descolgarla y hacer un montón con todos los pantalones, camisetas, vestidos, abrigos, etc. Entonces se va cogiendo prenda por prenda y se decide si te hacen feliz o no para quedártelo, donarlo o tirarlo.

Otro de los consejos de Marie Kondo es dejar las pertenencias de los seres queridos que hayan fallecido para el final, porque es lo más difícil y es posible que el proceso de organización se estanque. Asimismo, si te vas a desprender de una prenda que guarda muchos recuerdos, la gurú del orden apunta que hay que darle las gracias antes de tirarla.

4. Plegar y colocar la ropa en vertical

Hay que plegar la ropa de una forma muy específica y Marie Kondo apuesta por colocar las prendas en vertical para que, de un vistazo, puedas ver todas las vestimentas que posees.

5. ¿Qué es Komono?

Komono es la categoría más amplia dentro del método KonMari y supone un cúmulo de objetos varios que no se abarcan en los otros apartados. Entre otros, están los CDs y DVDs, accesorios (cinturones, sombreros..), productos de belleza y cuidado de la piel, aparatos electrónicos, objetos de valor, artículos para el hogar y provisiones, medicamentos, etc.

Para aparatos electrónicos y cables, el truco es que todos se vea en un golpe de vista. Por ello, hay que guardarlo todo en vertical y en pequeñas cajas.

Con los juguetes, hay que juntarlos todos y separarlos por hijos si es que tienes más de uno. Si los niños son reticentes a tirar algunos de ellos, hay que pedirles que los organicen de los que más les gustan a los que menos. Una vez se tengan los definitivos, se pueden organizar por categorías como “ejercicio físico”, “compartidos”, etc.

En el siguiente vídeo puedes consultar cómo doblar sábanas, manteles y mantas según el método KonMari.

6. En la cocina, divide entre accesible y menos accesible

Intenta guardar los objetos que no uses a menudo (vasos y platos de papel, cubertería para ocasiones especiales…) en los sitios que te cueste llegar como los armarios más altos. Los que utilices más como platos, vasos y tazas deben estar más accesibles.

7. Los objetos de valor sentimental, los más difíciles

Cuando se ordenan los objetos de valor sentimental, especialmente los de un ser querido que ha fallecido, es posible que el proceso de organización se atasque.

En el programa de Netflix también hablan de la idea de “caja del tesoro” de Marie Kondo. Y es que, según este método, los objetos sentimentales hay que organizarlos de una forma que te haga feliz. Estos objetos hay que ponerlos en vertical en pequeñas cajas bonitas y “en un sitio que te llene de felicidad”. Se pueden ordenar por décadas o años para tener estos recuerdos de una forma más localizada.

8. Ordenar por cestos o cajas

Para el almacenamiento de objetos que no utilices a menudo como la decoración de Navidad es preferible usar cajas transparentes dado que de un vistazo podrás ver lo que hay en cada sitio.

En el show de Netflix también muestran “el método un bolso dentro de otro” para que estos accesorios ocupen menos sitio en el armario. La clave es dejar las asas visibles para identificar cuál hay en el interior.

9. Involucrar a toda la familia en el proceso

La organización del hogar es una tarea que normalmente suele recaer en una persona. No obstante, Marie Kondo apuesta por incluir a todos los miembros de la familia, incluso a los niños.

10. Despertar a los libros

Con los libros hay que seguir el mismo procedimiento que con la ropa. Hay que amontonarlos y decidir cuáles despiertan un sentimiento especial en ti. “¿Si me quedo este libro va a hacer algo para que mi vida avance?” es la pregunta que hay que hacerse antes de tomar la decisión. Asimismo, antes de organizarlos, Marie Kondo los “despierta” dándoles un par de golpes sobre la tapa. “Aquellos que han estado durante mucho tiempo en cajas están dormidos”, apunta.

Fuente: BBC

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *