Hoy: 27 mayo, 2019

La señora leyó la letra chiquita del contrato y ganó 10.000 dólares

Estamos hablando de una profesora de secundaria de 59 años de edad  de Georgia, Estados Unidos.

Donelan Andrews contrató una póliza de seguros de viaje en el estado de Florida, USA, y se llevó la mejor sorpresa del mundo: en medio de las 4000 palabras de la letra chiquita de la parte de abajo del documento, encontró la promesa de 10.000 dólares para la primera persona que enviara un correo electrónico a un e-mail específico.

“Pensamos que nadie lo encontraría, incluso ya teníamos destinada la beneficencia a la que donaríamos el dinero cuando el concurso expire”, dijeron los encargados de la compañía.

La mujer adquirió la póliza y se puso a leerla por completo esa misma noche. 23 horas después de iniciado el concurso, contactó a la compañía para hacer el reclamo correspondiente.

La campaña Pays to Read fue lanzada el 11 de Febrero de manera secreta, para resaltar la importancia de la revisión de documentos, y recompensar a la persona que lea los términos desde el principio hasta el final.

“Soy una nerd y no me averguenzo. Podríamos decir que esta competencia se hizo para mí. Leo todo lo que tengo en frente, incluso las contraindicaciones de los remedios, y la espalda del Shampoo”, afirmó la mujer.

“Es verdad. Se pasa horas en el baño. Al principio me preocupaba pero después comprendí que estaba leyendo. Se enoja cuando compro comida a granel porque necesita leer la información de los paquetes en sus tiempos libres”, expresó su esposo.

La historia todavía se pone más increíble

Algo aún más llamativo es el hecho de que esta profesora, que también tiene estudios en Economía y Consumo, esconde easter eggs por puntos extras en sus exámenes, para que sean encontrados por los alumnos que leyeron el texto con más atención.

La compañía anunció que además del dinero ganado por la profe Donelan, donarán otros 10.000 a una organización de alfabetización y unos 5000 dólares más a los dos colegios en los que enseña.

La ganadora contó que una semana antes de ganar, había solicitado su jubilación y que utilizará el dinero para viajar con su marido por su aniversario número 35.

De algo estamos seguros… si esta historia fuera una película, creeriamos que es de ciencia ficción.

Share

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *