Hoy: 23 noviembre, 2019

La Biau 2019, una bienal que transforma y hace bien

La  XI Bienal Iberoamericana de Arquitectura y Urbanismo, es una iniciativa promovida por el Ministerio de Fomento del Gobierno de España y el consejo superior de Colegios de Arquitectos de España y tendrá su sede en nuestro país por primera vez.

Web Dia conversó con la Arquitecta Paola Moure, una de las personas a cargo de este evento, el segundo de mayor prestigio detrás de la Bienal de Venecia, por la cantidad de países que aglutina.

El Arquitecto Joseto Cubilla, comisario nacional de la BIAU 2019 junto con los arquitectos Paola Moure, Sonia Carísimo, Maria Silvia Feliciángeli,  Violeta Pérez, Lukas Fuster (que es también el curador de nuestro país) son algunos de los profesionales que fungen como coordinadores de lo que con orgullo llaman “la primera extra – muros” de la historia de la bienal iberoamericana.

Desde su creación, la Bienal se realiza cada dos años habiendo tenido como sedes a Madrid, México, Santiago de Chile, San Paulo, Rosario, pero esta vez fue la arquitectura paraguaya la que captó la curiosidad de los organizadores.

El lema de este año es “El habitante” y como bien lo supieron expresar los curadores españoles Ana Román y Arturo Franco: Iberoamérica se habita y construye al mismo tiempo. Se repara constantemente. Construye los espacios la misma persona que los habita, por lo tanto piensa en lo que construye y construye con lo que hay”.

Fue así que tras la feliz noticia de que Asunción sería la sede este año, se avocaron en utilizar la atención, la cantidad y calidad de gente que traería esta semana para dejar un impacto que perdure en el tiempo.

“Nosotros somos un país con problemas, sin mucho dinero, queríamos que ésta sea una Bienal pertinente”, nos comenta Paola.

De esta forma surgen los 13 proyectos brillantes para generar espacios públicos en La Chacarita, obras que quedarán para la comunidad.

Estamos poniendo un pie donde la arquitectura está ausente, tratando de encontrar claridad en un sitio de extremas contradicciones. Es la oportunidad que tenemos de mostrar que podemos hacer algo, desde nuestro oficio, sin banderas ni partidos políticos. Así que propusimos soluciones a problemáticas reales, cotidianas”.

Para esta edición, vendrán más de 50 personalidades de todo el mundo para las jornadas académicas y conferencias, hombres y mujeres que trabajan actualmente en proyectos de gran impacto social para generar comunidades, como el plan de Medellín en Colombia, o la vivienda social en Perú.

¿Por qué la Chacarita?

Los organizadores creen firmemente en que ésta será una oportunidad para perder prejuicios, y perderle el miedo. Con esto se logrará que las dos partes de la ciudad que algún momento perdieron vínculo, se reconcilien a través de las obras, y de esta intención.

Aunque es verdad que existen proyectos para el muro de contención, costosos y a largo plazo, son  obras públicas que no llegan, y la gente tiene necesidades el día de hoy, y no han estado teniendo atención por algún motivo.

Estas necesidades son importantes, así que consideran que apostar en la Chacarita no es dinero o recurso perdido, sino posible y factible. Tal vez los planes existentes fueron tan ambiciosos que resultaron difíciles de llevar a cabo por la magnitud de la infraestructura y lo complejo que es el terreno.

Y es por esta razón, casi radical, que se decidió llevar la muestra principal de la bienal, PANORAMA DE OBRAS, a los estares de las viviendas de la gente que gentilmente abrió sus puertas para albergar la muestra, de manera que todos los participantes, nacionales y extranjeros, puedan conocer esta otra cara de nuestra ciudad.

“Hay que intentarlo porque merece la pena. Creemos que es una oportunidad, un evento que si lo capitalizamos nos va dejar mucho”.

El origen de los 13 Proyectos

“13 proyectos no significan que se necesite ayuda sólo en 13 lugares de la Chacarita” comenta la arquitecta Moure.

La Bienal busca premiar las mejores obras de los 2 últimos años en países de Iberoamérica, nombrando curadores por países participantes.

Considerando  que la mayoría de la gente construye sus refugios con lo que encuentra y lo hace pensando en función a lo que tiene, o necesita;  se propuso a los 13 curadores elegidos participar cada uno con un proyecto puntual en la Chacarita alta; invitación que aceptaron de buena manera, entregando su tiempo de forma gratuita y aportando sus ganas de hacerlo posible, convirtiendo esta Bienal en la primera de la historia que irá más allá de conferencias en auditorios cerrados o jornadas académicas, y saldrá a las calles a hacer un voluntariado desde el oficio de cada uno.

“Nosotros creemos que las grandes transformaciones empiezan con pequeños hechos. Un pequeño espacio urbano que cuesta 38 millones de guaraníes, no es mucho, pero tiene un efecto que irradia y  mejora la calidad de vida de la comunidad” .

¿Cómo fueron conformados los grupos de trabajo?

Cada curador tuvo un grupo de arquitectos junior de entre 25 a 30 años, que hicieron de soporte desde el lugar seleccionado para el trabajo de campo. Desde nuestro país fueron asignados los grupos, y al momento de trabajar la tecnología se hizo imprescindible: a través de videoconferencias, se pudo hablar de los proyectos de cada zona, mandar vídeos, hacer exposiciones, y de esa forma ir registrando el lugar de trabajo.

Para trabajar en la Chacarita es necesario hacer talleres participativos, con lo cual se cumplió. Estos equipos de arquitectos junior escucharon las necesidades de la gente que pide soluciones reales a sus problemas cotidianos, como caminos que se desmoronan, o sitios de gran peligrosidad que preocupan a sus pobladores.

También aprendieron a tramitar con el Ministerio de Urbanismo, Vivienda y Hábitat, cómo conseguir el apoyo necesario para llevar a cabo un proyecto social. En este contexto, el MUVH aceptó de buena gana los proyectos que le fueron presentados, y tramitó vía BID un crédito de 200.000 dólares para la concreción de 10 de ellos.

Obras Acceso Mompox

Todos los curadores llegarán antes del 6 de Octubre, día en que arranca la bienal, para controlar cómo marchan los proyectos.

Justamente 2 de ellos son tan ambiciosos que se necesitará tener el apoyo de alguna entidad binacional. Por ende está a la espera de que las circunstancias políticas se aclaren y se decida respaldar estas ideas brillantes que fueron propuestas.

 “Lo genial es que para cuando acabe la Bienal, la totalidad de los proyectos estarán en fase de realización, y estos jóvenes que gestionaron los apoyos correspondientes, habrán aprendido cómo manejarse y cómo tramitar solicitudes para futuros proyectos sociales, y esos 13 se convertirán en 13 proyectos más”.

Actualmente , 3 ya fueron iniciados a puro pulmón: El pabellón de Paraguay, El acceso Mompox, y la Plazoleta Amapola; mientras se espera el desembolso de las entidades cuyas burocracias están deteniendo el progreso de las obras.

 

Plaza Amapola y la tecnología que transforma

Uno de los proyectos que llena de emoción a nuestra interlocutora es la Plaza Amapola, que en realidad  es un fragmento de calle conectado con 5 pasajes. Los lugareños se opusieron a que se modificara esa zona porque dentro de su precariedad, encontraron una manera de protegerse del peligro. A cierta hora y más abajo sobre la misma calle, la gente cierra unos portones y se arman unas especies de barrios cerrados, por lo que consideraban impertinente cambiar un sistema que les permite controlar lo que pasa en el lugar donde viven. Lo único que pedían era un mural artístico.

Entonces al equipo de Costa Rica se le ocurre una idea brillante: si no se puede hacer nada, pongamos Internet.

Y no sólo Internet. En la plaza Amapola se instalarán murales de códigos QR, que llevarán a toda una biblioteca virtual con libros como El Principito, o Alicia en el país de las maravillas, entre otras grandes obras de literatura.

Obra Plaza Amapola

La idea tuvo una receptividad genial. El primero que dijo presente fue la compañía Personal, que donará Internet por espacio de 2 años.

“De esta forma se podrá ver que la tecnología cambiará un lugar, dando paso a un salto cualitativo. Más adelante será un caso de estudio, un modelo de algo bueno”, nos cuenta Paola con lágrimas en los ojos.

De esta forma el lugar que a ciertas horas quedaba desierto, pasará a estar lleno de personas que vendrán por el Wifi, y por los libros. Al comienzo como todo lo nuevo y lindo, habrá que cuidarlo, pero una vez que la gente se apodere de ese sitio, la misma comunidad no permitirá que desadaptados lo arruinen con actos vandálicos.

 “Esto es enorme, y será transformador” comenta.

Pabellón Paraguay: La casa donde el Arte sigue vivo

En la casa del querido artista Ruben Vysokolán será habilitado un centro cultural.

Actualmente el espacio es habitado por su hija, por lo que uno de los niveles de la casa será ambientado como un monoespacio para ella, quedando el resto como una casa de arte. De ser un espacio privado, se reciclará y será un espacio público, ganando La Chacarita un lugar comunitario más.

Al ser un proyecto privado, no forma parte de la solicitud para aplicar al crédito del MUV como los otros 10 que están en estudio.

Plazoleta México, a prueba y error

Ahora mismo se están realizando pruebas de unos prefabricados en L hasta llegar a la rigidez adecuada, con ingenieros trabajando gratuitamente en este prototipo que una vez que terminado con la dosis, la varilla, el tiempo de fraguado adecuado, se hincarán en el terreno y podrán ir conteniendo las obras y corrigiendo terrenos.

La misma acción servirá en espacios de hasta 100 metros, y la misma gente va poder hacerlo, se necesitarán materiales, pero es algo posible ya que no hablamos de cosas que dependen de otras personas, de tiempos políticos o de circunstancias que uno no puede manejar.

Cuando una idea toma escala, deja de tener dueño. Esto es tan nuestro, como lo es de la gente que esta haciendo la minga el domingo”

Paola se refiere a los pobladores de la Chacarita quienes por iniciativa propia organizaron una limpieza general el domingo 29 de setiembre, para limpiar y poner en orden su casa y recibir a los visitantes de la Bienal de la mejor manera. Para ello será necesario el apoyo de marcas, bomberos, voluntarios, empresas que presten sus camiones.

La Bienal Iberoamericana de Arquitectura y Urbanismo en nuestro país cuenta con el apoyo del Colegio de Arquitectos del Paraguay, la Municipalidad de Asunción, la Secretaría de Cultura (que fue una de las instituciones en entender la real dimensión del proyecto y el impacto que tendrá), el MOPC que es la contraparte de la organización española, FEPASA, las Universidades, el Ministerio de Educación entre otras instituciones y el apoyo privado sin el cual la organización de este evento no hubiera sido posible.

Todavía se encuentran en tratativas con el MITIC, para conseguir el streaming del evento para que mas personas puedan participar de las conferencias aunque no hayan conseguido lugar.

Cronograma de Actividades

La actividad académica de la Bienal, iniciará el Lunes 7 de Octubre, hasta el Viernes 11. Pero el Domingo 6 se dará apertura con la presentación de los 13 proyectos en el local de encomiendas frente al Ferrocarril, que oficiará de PC.

Alrededor de las 16 horas se dará el puntapié inicial, literalmente, ya que la primera actividad de integración entre los participantes, se hará a través de un partido amistoso de Fútbol en la cancha del Club Resistencia, con el encuentro estelar: “Iberoamérica Vs Resistencia”.

La jornada culminará con la inauguración oficial del Pabellón Paraguay, en la ex casa del artista Rubén Vysokolán, y desde el lunes 7,  las conferencias tendrán lugar en el Teatro Municipal y el Centro Juan de Salazar, siendo la estación del ferrocarril el punto central de todas las actividades, donde se tendrán muestras académicas, de fotografía y otras sorpresas más.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *