Le hizo honor al nombre: condenaron a 5 años a un pa’i por Robadín

En el 2012 Eugenia Ruíz de Mendoza entregó al Pa’i Robadín joyas antiguas valuadas en 25.000 dólares porque necesitaba pagar el tratamiento de su madre y él se había ofrecido a ayudar ya que  tiene amigos “altamente posicionados” .

Cuando la mujer le preguntó quiénes eran, él respondió que Dios y los santos, así que ella insistió en algún contacto que esté en el país, o por lo menos en la tierra. Fue así que el padre se acordó de una persona que podría vender las joyas a la entonces primera dama de la nación Emilia Alfaro.

La familia no solo aceptó la propuesta, sino que le pagó un “extra” de un millón de guaraníes al Pa’i Robadín para costear el servicio de su contacto que vendería las joyas a 15.000 dólares (10.000 menos que su valor).

Pero la mujer nunca volvió a ver las joyas ni el dinero, así que lo denunció. Entre dilaciones, idas y vueltas recién ahora finalizó el juicio que condena a 5 años por apropiación al sacerdote Pedro Jesús María Robadín, más conocido como Pa’i Robadín.

Fuentes aseguran que hasta el último el padre se defendió con parábolas y que al dictar sentencia la Jueza le dijo “Pará. No seas bola”.

Share

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *